Invertir en el mercado inmobiliario o en productos financieros

Image from

Cuando tenemos algún dinero ahorrado, siempre nos asalta un pensamiento: ¿sería más conveniente invertirlo? Es cierto que mantenerlo en nuestra cuenta corriente no nos ofrece muchas ventajas. Por esta razón, es importante dedicar un poco de tiempo para pensar y estudiar las elecciones y objetivos que tenemos. En este artículo, explicaremos dos opciones para invertir: el mercado inmobiliario y productos financieros.

Invertir en el mercado inmobiliario:

Invertir en bienes inmobiliarios es una opción muy común. Es un mercado razonablemente seguro que suele ofrecer una rentabilidad elevada y estable, ya sea tanto para la compraventa como para alquilar inmuebles. 

 Salvo excepción, el valor de una propiedad suele ser creciente en el tiempo. Además de ofrecer rentabilidad por el alquiler, si escogiéramos esa opción, es más que probable que aumente el patrimonio del inversor a medio o largo plazo. 

Sin embargo, existe una desventaja con respecto a los mercados financieros ya que el mercado inmobiliario está formado por productos menos líquidos. Es decir, el inversor necesitará más tiempo para comprar y vender las propiedades. Suelen ser inversiones más rentables, pero no ofrecen la inmediatez de algunos productos financieros.

Invertir en productos financieros 

El mercado financiero es muy amplio. Algunos de los productos financieros y seguros que encontramos son:

  • los depósitos a la vista, 
  • cuentas de ahorros, 
  • seguros de ahorro, 
  • fondos de inversión garantizados. 

Es importante recalcar que los depósitos a la vista y las cuentas de ahorros están garantizados tanto por la entidad contratada como por el Fondo de Garantía de Depósitos. Los fondos de inversión garantizados y seguros de ahorro están garantizados solo por la entidad contratada. 

Además, el seguro y la cuenta de ahorro proporcionan una liquidez inmediata sin penalización. En cambio, en los Depósitos y Fondos de Inversión Garantizados tenemos que cumplir con unos plazos o ventanas de liquidez para recuperar la inversión y la rentabilidad pactada. Es decir, tendremos una penalización si sacamos el dinero fuera de los periodos establecido (en los depósitos a la vista esta penalización nunca será superior a los intereses pactados). 

La rentabilidad esperada de estos 4 productos es muy baja como consecuencia de su bajo riesgo. Sin embargo, siempre es posible invertir nuestro dinero ahorrado en productos financieros con un mayor riesgo como pueden ser los fondos de inversión no garantizados o acciones, productos que están englobados en un mercado muy volátil.

En definitiva, si el objetivo es disponer del dinero en un breve periodo de tiempo invertir en depósitos o cuentas de ahorro podría ser una opción. Si la finalidad es una inversión a medio- largo plazo, es recomendable invertir en el mercado inmobiliario que ofrece estabilidad y alta rentabilidad. 

En Nolon te ayudamos a invertir en este sector. Puedes consultar nuestra cartera de inmuebles en venta y contacta con nosotros, te ayudemos en cada duda y en casa paso. Tenemos un equipo especializado en intermediación de crédito que te ayudará a encontrar la hipoteca que mejor se adapte a tus necesidades.